Alan Baker

Nació en Dorset, Inglaterra en 1957. Él vino a la fe en Cristo en Lincolnshire, a sus veinte años de edad y, posteriormente, se unió a la Juventud con una Misión (JUCUM) en Londres. Completó su preparación en la Escuela de Discipulado y Entrenamiento de JUCUM y participó en las actividades de alcance en Amsterdam y evangelismo en las calles de Londres, Inglaterra.

En 1991 visitó el campo de concentración de Auschwitz, Polonia. Esto tuvo un efecto profundo en su ministerio posterior. Sintíó llamado de llegar al pueblo judío y distribuir Escrituras bilingües (en hebreo y otro lenguaje apropiado para el receptor). Él comenzó a enviar Escrituras a Rusia, a las familias de los refuseniks. (Refuseniks son judíos que a menudo pierden sus empleos y son encarcelados por el simple hecho de solicitar visa de salida).

En 1992 emigró a Canadá para iniciar el trabajo de distribución de Escrituras hebreas a los muchos judíos en este país diverso. Él ha hablado en las congregaciones de diversas denominaciones a lo largo de Canadá acerca de la enseñanza de la herencia judía de la Iglesia y el amor de pacto de Dios para su antiguo pueblo amado.

Alan es el Presidente / Fundador de Su Palabra Para Su Pueblo (His Word For His People), que es una organización benéfica canadiense registrada. Ha estado involucrado en la distribución de Escrituras para los judíos en todas las principales ciudades de Canadá. Esto se ha logrado a través de muchos medios diferentes según como el Señor ha provisto. Este trabajo se realiza en agradecimiento al pueblo judío por ser el instrumento a través del cual Dios ha dado las Sagradas Escrituras.

Alan sintió una carga de parte del Señor para ver la Palabra de Dios más ampliamente distribuida en el extranjero, sobre todo a los gentiles. Como resultado de muchas reuniones de oración matutina con un pastor local, se llevó a cabo una obra en la que un sinnúmero de tratados evangelísticos y Nuevos Testamentos se han distribuido en más de ochenta países (desde 2002). Esto se ha logrado mediante el suministro de materiales a varias agencias misioneras para la distribución en sus destinos previstos.

Alan fue ordenado como Ministro del Evangelio en agosto de 2011. Él ha viajado y ministrado en Uruguay, México, Filipinas, Singapur, Malasia, Colombia, Jamaica, Polonia, Perú, Chile, Israel y en varias partes de los EE.UU.. Él es muy consciente de la vital importancia de la oración y es apoyado por una red de intercesores principalmente en Canadá y algunos en el extranjero. A través de las oraciones fieles de muchos, se ha logrado mucho para la gloria de Dios.

“Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos.” (Apoc. 5:13)